Cómo tener los senos más grandes sin cirugía

No hay que avergonzarse por el hecho de admitir que quieres tener los senos más grandes. Aunque puede ser difícil tener senos más grandes sin recurrir a la cirugía, la ayuda está al alcance de la mano. Si quieres senos más grandes, puedes hacer algunos ejercicios, probar algunos dispositivos médicos o incluso hacer que tus senos luzcan más grandes. Si quieres saber cómo tener senos más grandes sin cirugía, simplemente sigue los pasos que te mostramos a continuación.




Parte
1
Hacer ejercicios


1 Haz lagartijas. Las lagartijas (o flexiones) no solo son buenas para tus tríceps, sino que también pueden fortalecer los músculos pectorales localizados debajo de los senos. Hacer demasiadas lagartijas de golpe puede causar una tensión en tus brazos, así que, si ya estás en buen estado físico, empieza haciendo solo 2 o 3 series de 10 lagartijas en un día. Si nunca antes las has hecho, comienza con 2 series de 5 y aumenta la cantidad según tu resistencia. A medida que te vuelvas experto en lagartijas, puedes impulsarte a hacer aún más cada día. A continuación, se indica cómo hacer lagartijas:[1]

Comienza recostándote boca abajo en el suelo y con las manos directamente debajo de los hombros.
Levanta lentamente tu cuerpo, manteniéndolo en línea recta, es decir, empujándolo contra el suelo hasta que tus brazos se pongan derechos mientras te levantas sobre los dedos de tus pies.
Baja tu cuerpo sin dejar que tu estómago toque el suelo y vuelve a levantarte (apoyándote sobre tus brazos).
Si esto es demasiado difícil para ti, comienza haciendo lagartijas mientras mantienes las rodillas y la parte inferior de tus piernas en el piso. Este ejercicio es excelente para tus pectorales.


3
Haz el crucifijo (apertura inclinada) con mancuernas. Para hacerlo, acuéstate recto sobre tu espalda y coloca los brazos a cada lado del cuerpo, sosteniendo mancuernas ligeras de aproximadamente 2 a 3 kilos (4 a 6 libras). Debes sostener las mancuernas hacia los costados, de manera que la parte superior mire hacia ti, y la base esté en dirección contraria a ti. Simplemente abre tus brazos y estíralos lo más que puedas, de modo que tu cuerpo forme una cruz. Una vez que hayas abierto al máximo tus brazos, regrésalos al centro del cuerpo, de modo que se encuentren justo por encima de tu pecho. Continúa separando los brazos lo más que puedas y luego regrésalos hacia tu pecho.[3]

Realiza 2 series de 15 crucifijos en tu primer intento. Puedes hacer una mayor cantidad una vez que te sientas más cómodo con este movimiento.


4
Haz lagartijas contra la pared. Esta es otra versión de las lagartijas y también sirve para trabajar la parte superior de tus brazos y los músculos pectorales. Párate aproximadamente a 61 centímetros (2 pies) de distancia de una pared y coloca las palmas de tus manos contra ella, manteniendo los brazos rectos. Luego, inclínate hacia la pared hasta doblar los codos, manteniendo las piernas más o menos en el mismo lugar. Usa tus manos y bíceps para volver a enderezarte. Este ejercicio es como realizar una lagartija normal, pero contra la pared.[4]

Realiza 2 series de 10 lagartijas contra la pared en tu primer intento.

Parte
2
Adaptar la dieta


1
Sube un poco de peso. No, no estás leyendo mal. Si realmente quieres tener senos más grandes de forma natural, todo lo que tienes que hacer es subir unos cuantos kilos. Tus senos se van a llenar junto con tu estómago, muslos y otras partes de tu cuerpo que tienden a ganar peso más fácilmente que el resto del cuerpo. Tal vez no tengas ganas de subir de peso solo para tener senos más grandes, pero es el método más infalible. Para lograrlo, simplemente aumenta tu ingesta de calorías. Enfócate en los alimentos con mayor contenido de grasa (como los quesos) y en los alimentos dulces (como las galletas). Simplemente come más de lo que te gusta comer, así ya no sentirás que estás tratando de dañar tu salud a propósito.

Esta es una buena estrategia si eres muy delgada y aumentar unos cuantos kilos no te vendrían nada mal. Aunque, obviamente esta no es la solución más atractiva del mundo.


2
Consume más alimentos que contengan estrógenos. El estrógeno es la hormona femenina que se encarga de aumentar el tamaño de tus senos, entre otras cosas. Aunque tu cuerpo produce estrógeno de forma natural mientras atraviesas la pubertad e incluso hasta los 18 o 19 años de edad, no hay nada de malo en ingerir más alimentos que contengan estrógenos para contribuir al crecimiento de tus senos. A continuación, te presentamos algunos alimentos conocidos por su alto contenido de estrógenos:[5]
lentejas y garbanzos;
frijoles de lima y frijoles rojos;
productos lácteos, como el queso y el yogur;
semillas de fenogreco;
especias como la salvia, el clavo de olor y el orégano;
frutas como las manzanas, las cerezas y las ciruelas;
verduras como las betarragas, las zanahorias y los pepinos;
granos como el arroz, la cebada y el trigo.



3
Ingiere alimentos que contengan fitoestrógenos. Estos son muy útiles cuando tus niveles de estrógenos son bajos, ya que cumplen la misma función de los estrógenos y contribuyen a aumentar el tamaño de los senos. Diversos estudios han demostrado que las tabletas de fitoestrógenos incrementan el tamaño del tejido mamario en las mujeres premenopáusicas. Además, hay muchos alimentos deliciosos que los contienen, así que no hay nada de malo en añadirlos a tu dieta. Estos son algunos alimentos ricos en fitoestrógenos:
frutos secos, como los pistachos, las nueces, las castañas de cajú y las castañas;
bebidas como el vino rojo, el vino blanco, el té negro y el té verde;
frutas como los duraznos, las fresas y las frambuesas;
las judías verdes y el zapallo.


4
Evita tomar pastillas de estrógenos o suplementos de estrógenos para aumentar el tamaño de tu busto. Si bien consumir con moderación alimentos que contienen estrógenos y fitoestrógenos podría incrementar el tamaño de tus senos, no debes tomar pastillas de estrógenos solo por esta razón. Consulta con tu doctor si realmente crees que necesitas estas pastillas independientemente de la necesidad de tener senos grandes, pero nunca te automediques. Desafortunadamente, el mismo medicamento que aumenta el tamaño del busto también está ligado al cáncer de mama, coágulos de sangre y otras enfermedades que definitivamente no valen la pena arriesgarse solo para aumentar el tamaño de los senos.[6]
Algunos estudios afirman que no hay ninguna prueba de que los estrógenos o fitoestrógenos aumenten el tamaño del busto.

Parte
3
Hacer que tus senos luzcan más grandes



1
Usa un sostén de la talla adecuada para ti. Diversos estudios han demostrado que 8 de cada 10 mujeres usan la talla equivocada de sostén. Usar un sostén demasiado pequeño podría hacer que tus senos parezcan más pequeños (no lo contrario) mientras que usar uno demasiado grande puede hacer que luzcan más caídos y, por lo tanto, que también se vean más pequeños de lo que son. ¿Cuál es el truco para hacer que tus senos luzcan más grandes? Usar un sostén de la talla adecuada para ti. A continuación, verás cómo encontrar uno y usarlo de la manera adecuada:[7]
Enfócate en el ancho de la banda del sostén y no en el tamaño de la copa. El tamaño de la copa es importante, pero solo si sabes tu talla adecuada. Eso hace una gran diferencia.
No uses tu sostén en los ganchos más ajustados, a menos que así te quede mejor. En todo caso, engancha tu sostén en el lugar más cómodo para ti.
Nunca dejes que la banda se suba por tu espalda.
Asegúrate de que tu sostén vaya de acuerdo al tipo de atuendo que llevas puesto. No uses el mismo estilo de sostén con diferentes blusas, o algunas podrían hacer que tus senos se vean más pequeños de lo que realmente son.



2
Usa un sostén con relleno o uno con efecto realce. Esta es otra solución rápida y fácil; no es necesario rellenarlo. Un sostén con relleno puede hacer que tus senos se vean un poco más grandes y uno con efecto realce puede ir aún más lejos. Si buscas un sostén con relleno o uno con efecto realce, debes hacer que te tomen tus medidas antes de probártelo, al igual que con un sostén normal. Simplemente asegúrate de no elegir un sostén con el relleno tan evidente que parezca que has aumentado 3 tallas de busto; eso sería muy obvio.
De hecho, evita rellenar tu sostén con pañuelos desechables o cualquier otra cosa que no pueda tomar la forma real de tus senos. Simplemente te verás ridícula y podrías encontrarte en situaciones vergonzosas.




3
Delinea la forma de tus senos con maquillaje. ¿Te parece extremo? Para nada lo es. Las mujeres delinean la forma de sus senos con maquillaje todo el tiempo, sobre todo en los foros de filmación. Esto crea la ilusión de que tus senos tienen más volumen y solo requiere algunas pinceladas con brocha y de cuidado para no ponerte demasiado maquillaje, porque puedes manchar tu ropa. Incluso puedes comprar un equipo de maquillaje especialmente para este propósito si estás realmente comprometida con el asunto. Aunque, es mejor comenzar usando el maquillaje que tienes a la mano para ver si estás conforme con el efecto. Si quieres intentarlo, sigue los siguientes pasos:[8]
Vístete (con sostén y todo lo demás). Ponte el atuendo que piensas usar.
Coloca pañuelos desechables o papel higiénico en la parte frontal de tu blusa para evitar que se manche de maquillaje.
Aplica polvos o polvos bronceadores oscuros en la zona inferior de tu escote, haciendo movimientos entre tus senos.
Mezcla este color hasta obtener el tono deseado, formando una v a lo largo de la curva natural de tus senos.
Coloca un tono más claro de sombra de ojos o polvo para el rostro (como dorado o color melocotón) sobre la mitad superior de los senos.
Utiliza una esponja para combinar el tono y así crear una apariencia natural y más completa para tus senos.


4
Mejora tu postura. Tu madre tenía razón al decirte que dejaras de andar encorvada cuando eras una niña. Esta es la forma más fácil y más rápida de hacer que tus senos se vean más grandes. Tener una buena postura manteniendo recta tu columna vertebral, tener los hombros naturalmente levantados en vez de encorvados y los brazos a los costados en vez de tenerlos cruzados sobre tu pecho, no solo harán que te veas más alta y con más confianza en ti misma, sino que también hará que tus senos luzcan más grandes y más firmes.
Cuando te encorvas, también lo hacen tus senos. Cuando estás erguida, también pasa lo mismo con ellos.


5
Usa ropa que resalte tu busto. Este es otro truco fácil para hacer que tus senos luzcan más grandes de lo que son. Ponte blusas de encaje con volantes o con estampados en la zona del pecho, usa rayas horizontales que alarguen tus pechos y prueba blusas con escote bajo que muestren tu escote sin revelar demasiado que tus senos en realidad son pequeños. Usar blusas que tengan un color por encima de tus senos y otro color diferente por debajo también puede hacer que luzcan más grandes.[9]
Las blusas o vestidos que se abren justo por debajo del esternón también pueden realzar el tamaño de tus senos.
Usa un vestido o blusa que tenga un sostén con aros incorporado y tus senos resaltarán naturalmente.
Usar blusas demasiado ajustadas a la altura de los senos (como las blusas de tubo que son demasiado apretadas) o blusas con la espalda y los hombros descubiertos que no te quedan muy bien hará que tus senos se vean más pequeños.
También puedes atraer la atención hacia tus pechos usando un colgante que se ubique entre tus senos.

Parte
4
Usar el sentido común



1
No tomes la píldora solo para tener senos más grandes. Es cierto, se sabe que algunas píldoras anticonceptivas realzan el tamaño de tus senos. Sin embargo, no debes apresurarte a visitar al doctor más cercano para que te recete la píldora únicamente por esta razón. Si acabas de comenzar tu vida sexual, si tus periodos menstruales son dolorosos o tienes otra razón para querer usar píldoras anticonceptivas, entonces habla con tu doctor para saber si es la decisión adecuada para ti.
Comenzar a tomar la píldora puede provocar algunos efectos secundarios potencialmente desagradables (como los cambios de humor y periodos menstruales más largos), así que definitivamente no vale la pena tomarla solo para aumentar los senos.




2
Ten paciencia. Si eres una jovencita, es posible que tus pechos aún no hayan alcanzado su tamaño completo. La pubertad no afecta a todos de la misma manera, y aunque sientas que tus senos ya han alcanzado su tamaño completo, pueden crecer de manera natural al final de tu adolescencia o incluso más tarde en algunos casos, como parte
de tu proceso de desarrollo. A medida que creces, también podrías ganar un poco de peso de forma natural o decidir que usar la píldora es adecuada para ti. Además, tus senos podrían terminar creciendo aún más sin que te des cuenta.[10]
No te apures en cambiar el tamaño de tu busto antes de que te hayas desarrollado completamente.




3
Sé cautelosa con las estafas. Vas a ver muchos anuncios de píldoras, suplementos o incluso inyecciones que se han "demostrado" ser beneficiosas para el crecimiento de los senos de forma natural. Sin embargo, hay muy pocas píldoras o suplementos que se han demostrado que funcionan de forma natural y que no tienen efectos secundarios negativos. Es mejor hacer las cosas de manera natural (por ejemplo, con dieta y ejercicios) o incluso creando la ilusión de tener senos más grandes, que hacer algo perjudicial para tu cuerpo.
Consulta con tu doctor antes de tomar cualquier supuesto suplemento.



4
No elijas las inyecciones de botox. Muchas mujeres entre los 30 y 50 años prefieren pagar hasta $2000 para inyectarse botox y así tener senos levantados. Aunque ningún estudio hasta la fecha ha confirmado si esto es peligroso para la salud, algunos doctores afirman que tiene muy pocos efectos, apenas distintos de los efectos de cambiar de postura (que puedes hacer de forma gratuita).

Consejos
Las semillas de ajonjolí y la linaza son conocidas por aumentar las hormonas y permitir el crecimiento de los senos.
Siéntate en el suelo y abre las piernas, extendiéndolas lo más que puedas, y haz como si fueras a oler el suelo. Si lo haces al menos 10 veces al día durante 2 meses más o menos, ¡tus senos aumentarán!
El pollo es conocido por aumentar las hormonas.
No hay píldoras o pastillas que puedas tomar para hacer que te crezcan los senos, aunque comer pescado es conocido por aumentar las hormonas que estimulan el crecimiento de los senos.
Coloca los codos hacia atrás y saca el pecho. Además, correr contribuye al endurecimiento de los músculos.
Usa blusas que no tengan un cuello V muy pronunciado.
No rellenes tu sostén, ya que podría ponerte en situaciones vergonzosas.
Usa tu verdadera talla de copa, en vez de usar una copa más grande.
Prueba a poner las manos contra una pared y haz flexiones. Esto estimulará el crecimiento de los senos.
Sé feliz con tu cuerpo, ¡no importa qué tipo de figura tengas! ¡Nadie más tiene una igual! ¡Eres hermosa tal como eres!


Fuente: http://es.wikihow.com/



Share on Google Plus

Sobre Edson Coronel Pérez

Dj. fundador de Radio Supervip. Dirige la radio desde su fundación. Amante de la música y de todo lo que tenga que ver con ella.